UN PEQUEÑO (PERO IMPORTANTE) CAMBIO DE MENTALIDAD EN LA SOCIEDAD ESPAÑOLA

tiras2Está claro que, con tanta campaña anti católicos, y antipatriotas, por no decir antiespañolidad, lo que ha conseguido el sector revolucionario sin causa ha sido, justo, lo contrario de su pretensión: un efecto rebote que les está explotando en las narices desde hace prácticamente medio año, quizá algo más.

Y es que, al parecer, en España, no se puede ser de izquierdas y a su vez, católico, (el por qué no está explicado en los libros de sabiduría, ni en la calle con su saber popular, ni siquiera en la “wikipedia”), nadie lo explica, pero parecen ser incompatibles las dos cosas, y mucho más, si aún mezclamos con la de defender la patria: ¡eso ya es incontestable!.

El odio instaurado entre las generaciones nuevas de izquierdas o de extrema izquierda, ha llevado al hastío las respuestas desproporcionadas hacia aquél que confiesa ser católico, de derechas o defensor de la patria (ésto último, claro sólo si eres español), conductas o decisiones que, en otros países son aceptadas con normalidad a lo largo de su historia, porque aquí, en España, ser de derechas está considerado MALO, ser católico, está considerado MALO, y ser defensor de la patria, está considerado MALO. Cuando éstas conductas se advierten en otros paises, sin embargo, ésta izquierda española, y ésta extrema izquierda de su propio planeta, los respetan y exigen que sea respetado, dejando patente una pobredumbre de equidad moral; moral, de la que suelen hacer gala de tener muy desarrolada: equivocada en niveles de premio mundial, claro.

Cada vez más, con más asiduidad y sin mirar hacia atrás, ni estar en el círculo de amistades más cercano, familiar o de confianza, los españoles no vacilan en decir que son de derechas, que son catolícos, o que son defensores de su patria: hace cinco años, como decía al principio, éstas revelaciones en un diálogo informal, carecían de la espontaneidad normalizada que hoy día sí muestra; por ello, me siento feliz, agusto y contento.

Por poner un ejemplo, ayer mismo, al ir a una tienda a comprar (no importa qué tienda, ni qué compré), salió la conversación de la Fiestas del Pilar, que en mi casa siempre hemos celebrado muchísimo, pero mucho, mucho… al comentarle que el día antes del Pilar, el año pasado tuvimos un fallecimiento en la familia muy importante, rápidamente, el dependendiente nos dijo que él era creyente, y que allá donde había ido, nos estaba esperando… también comentamos por un par de minutos tranquilamente sobre Dios, y nuestro catolicismo: yo tampoco dudé en asentirle y confirmarle que también soy creyente; y todo ello, sin la más mínima preocupación de que otras personas nos escucharan, y sin bajar la voz, sin hacernos señas de complicidad… todo con la más absoluta normalidad.

Ahí lo dejo, para desánimo izmierdista, y gozo de católicos, patriotas y personas de derechas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s